¿Para que se usan las redes locales?

Básicamente para compartir información y recursos, tanto hardware como software.

Como ejemplos más concretos podemos citar el poder imprimir en una impresora que está conectada a otro ordenador o directamente a la red como si fuera nuestra propia impresora, o conectarnos a internet a través de un router mediante una línea RDSI sin necesidad de tener en ninguna estación de trabajo ni modem ni línea telefónica.

También nos servirá para jugar una carrera de coches entre varios compañeros, sin necesidad de compartir el teclado o el monitor, utilizando cada uno su própia máquina, o para compartir información a través del correo electrónico, o compartir una base de datos en modo multiusuario, de tal manera que varios usuarios puedan estar modificándola al mismo tiempo.

¿Es necesario tener un servidor para una red local ?

No, pero debemos distinguir entre dos tipos de redes. Las "entre iguales" (peer to peer) y las basadas en servidor.

Cada una de ellas tiene ventajas e inconvenientes. Incluso entre las basadas en servidor podemos diferenciar si se trata de servidor dedicado o no. En el caso de servidor dedicado, deberemos tener claro que dicho ordenador no se podrá utilizar como una estación de trabajo más, y en muchos casos dicha máquina no contará ni siquiera con teclado o monitor.

Evidentemente para entornos domésticos la que más nos va a interesar va a ser la primera, ya que permite mayor flexibilidad y menor coste, y no requiere una administración centralizada, sino distribuida. Este tipo de redes se pueden montar simplemente con máquina que tengan instalado cualquier versión de Windows desde la 3.11 para trabajo en grupo.

En el caso de redes basadas en servidor, las estaciones de trabajo no pueden compartir información entre sí, y todos los recursos están controlados directamente por el o los servidores. Estas redes pueden estar basadas en Windows NT Server , Novell Netware o Unix principalmente.

 

Volver...